La terapia en grupo

La terapia en grupo busca ayudar a solventar un amplio abanico de problemas centrándose en los beneficios que otorgan las interacciones entre los asistentes, teniendo como objetivo abordar todas las complicaciones que puedan existir dentro de la propia persona consigo mismo e incluso en relación con otras personas.

La terapia en grupo

Qué es la terapia en grupo

La terapia en grupo tiene como objetivo ayudar a las personas tanto a solucionar problemas psicológicos como a mejorar y potenciar sus propias habilidades con el objetivo de conseguir un importante beneficio y ventaja en el día a día.

Todo ello se lleva a cabo en el contexto de un grupo de personas, las cuales se presentan de forma anónima pero cara a cara, lo que significa que uno de los aspectos beneficiosos de este sistema de terapia en grupo es el hecho de que podremos conocer directamente a personas que también padezcan las mismas dificultades y problemas que nosotros.

La elección de los integrantes para la terapia en grupo

Evidentemente, para conseguir un buen resultado, una de las pautas principales que deben ser consideradas a la hora de realizar la terapia en grupo es que todos aquellos que formen parte del mismo cuenten con los mismos problemas o al menos que sean similares.

No obstante, muchas veces puede ser interesante entremezclar este aspecto, es decir, incluir miembros que tengan una determinada dependencia o estado emocional aunque los mismos deriven en situaciones distintas.

En cuanto a las personas adecuadas para optar por la terapia en grupo, podemos encontrar un amplio abanico de problemas y dificultades para las cuales conseguiremos un interesante desarrollo de las habilidades interpersonales, mejorar la efectividad y solucionar distintos tipos de trastornos de ansiedad o distimia.

Otro aspecto que se tiene en cuenta a la hora de formar los grupos es la búsqueda de la homogeneidad en cuanto a edades, objetivos, etcétera, pero como ya comentábamos también existen opciones de heterogeneidad que para determinados casos pueden servir de gran apoyo.

No obstante, hay que tener en cuenta que la terapia en grupo está especialmente indicada para aquellas personas que cuentan con dificultades para relacionarse con otras personas, es decir, que presentan problemas en las interacciones sociales, en pareja, laborales, etcétera.

Algunas características de la terapia en grupo

Uno de los aspectos más interesantes de la terapia en grupo es que todo se lleva a cabo en tiempo real, permitiendo la improvisación e incluso no ya sólo que los integrantes participen de forma activa, sino que también expongan sus propios debates y puedan aclarar las dudas o averiguar si sus sentimientos están más o menos razonados en comparación con el resto del grupo.

Sin duda alguna se trata de una forma fantástica para poder darnos cuenta de que no somos la única persona que padece un trastorno concreto, sino que en realidad existen tantas que no podemos considerarnos precisamente “bichos raros”, a la vez que también podremos conocer a tantas otras que han conseguido superar con éxito problemas similares al nuestro gracias al apoyo que nos ofrece la terapia en grupo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir