Heliohigiene

Dentro de las diferentes terapias asociadas a las prácticas de medicina natural podemos encontrar una infinidad de diferentes tratamientos que nos ayudarán a mejorar el estado de nuestro organismo de una manera completamente en armonía con nuestro cuerpo recurriendo a productos de origen natural que hoy en día representan una alternativa muy interesante a la medicina del tipo convencional.

Hoy os queremos hablar de una de esas terapias que nos ayudan a sacar el máximo partido de los estímulos de nuestro entorno: la heliohigiene, también conocida como la terapia de los baños de sol, la cual pertenece a una rama de la Naturopatía a la cual podríamos denominar como terapia alternativa.

La Heliohigiene es un proceso que es capaz de aportar una gran cantidad de beneficios a nuestro cuerpo, mejorando de esta manera nuestra salud,  de una manera sencilla y asequible a cualquier persona.

hhhh

Beneficios de la heliohigiene

Las ventajas de la heliohigiene tienen una gran influencia en diferentes aspectos de nuestro organismo, como por ejemplo, ayudando a aumentar el proceso de oxigenación de nuestra sangre, ayudando a la asimilación del calcio, así como otras sales minerales y vitaminas que se encuentran de manera natural en nuestro cuerpo.

Los baños de sol también favorecen la estimulación del sistema nervioso central, ayudando de esta manera a mejorar el metabolismo de los individuos, y poseyendo un efecto bactericida completamente natural, lo cual ayuda a regenerar las células de nuestra piel.

Por último, no podemos olvidar uno de los usos más básicos de los baños de sol: la pigmentación de la piel, aunque por supuesto, no podemos olvidar que un exceso de exposición al sol, sobretodo durante los meses en los que sus rayos llegan de manera más potente hasta el planeta tierra, puede llegar a causar problemas de la piel, con efectos secundarios que le llevan a una degradación mucho más rápida de lo habitual.

Caracteristicas básicas de la Heliohigiene

En grandes rasgos, podemos definir la heliohigiene como una técnica naturopática a través de la cual se somete a los individuos a diferentes baños de sol, completamente controlados, con el fin de mantener y mejorar su estado de salud, así como de asimilar todos los beneficios que los rayos del sol pueden aportar hasta nuestra piel.

Los baños de sol a los que se somete a los tratados a través de la Heliogione están cronometrados, ya que como hemos mencionado anteriormente, el exceso o el abuso de la exposición a los rayos de sol de manera continuada, puede llegar a tener más efectos negativos que positivos en las personas.

La Heliohigiene debe de estar siempre estrictamente vigilada por un profesional que se encargará de crear un tratamiento personalizado, ya que según el tipo de afección que queramos tratar, debemos de comenzar por una cantidad concreta de minutos, e ir aumentando la dosis de manera paulatina con el transcurso del tratamiento.

La Heliohigiene en la historia

A lo largo de la historia de la humanidad, podemos encontrar una infinidad de referencias al sol, un elemento que siempre ha estado unido al culto en la mayoría de culturas antiguas. Su relación con lo sagrado o lo místico no es casual, ya que desde principios de la vida en el planeta tierra la presencia del sol ha sido ligada a la salud, tal y como demuestra por ejemplo el Templo de Esculapio, ubicado en la ciudad de Epidauro, donde podemos encontrar un edificio de grandes dimensiones entre los que se encuentran ruinas de antiguas terrazas que comunicaban directamente con los altares; Dejando patente de esta manera que durante el culto, los que se entregaban a esta deidad salían al exterior para poder exponer sus cuerpos al sol.

Además, son muchos los escritos que demuestran que el sol ha sido ligado también a la medicina, como por ejemplo en el caso de Los Incas, de los cuales se conservan una interesante cantidad de escritos que demuestran que se utilizaba la exposición a los rayos de sol para tratar de combatir los efectos de la sífilis.

 

 

Add Comment