Terapia de aceptación y compromiso

Dentro de la llamada terapia cognitiva, existe la terapia de aceptación y compromiso. Veamos en qué consiste.

En este tipo de terapia, se centra la atención en la aceptación psicológica y más concretamente en lo que a valores personales se refiere. Es una terapia relativamente moderna y se fundamenta en la investigación.

la-terapia-de-la-aceptacin-y-el-compromiso-1-728

La aceptación es considerada como una capacidad humana para determinar que estamos conscientes a la hora de mostrar sentimientos, sensaciones, recuerdos, etc. y se utiliza precisamente como medio para alcanzar la terapia de aceptación y compromiso.

Según esta terapia, en la base de cualquier problema se halla el lenguaje, y de este modo hay ocasiones en los que aparecen sentimientos o sensaciones que nos hacen sentir incómodos.

Afinidades

La terapia de aceptación y compromiso se engloba dentro de la tercera generación de la terapia cognitiva, o terapia de conducta, juntamente con la terapia de dialéctica conductual y la basada en ‘mindfulness.

Se busca salir de un enfoque hacia el control de eventos privados, para dar lugar a construcción de repertorios. La terapia de aceptación y compromiso tiene afinidad con las terapias existenciales, aunque en su caso, sí hay unos resultados de la investigación que se vinculan con el desarrollo. Por otro lado, la investigación básica y aplicada adquiere un papel protagonista.

Objetivos

En el momento en que tratamos de resolver un problema emocional a través de la mente lógica, puede que empeoramos la situación y por esta razón, muchas personas son incapaces de resolver sus problemas emocionales. Precisamente la terapia de aceptación y compromiso trata el tema de la mente humana, siendo una terapia basada en el marco relacional.

Los objetivos principales de esta terapia son:

  • Reconocer el dolor psicológico como normal
  • Evitar el crecimiento del dolor emocional (no se puede eliminar)
  • Diferenciar entre dolor emocional y sufrimiento (son dos estados distintos)
  • Prescindir de los sufrimientos como signos de identificación
  • Aceptar que el dolor es necesario para batir el sufrimiento
  • Aprender a salir de la menta para entrar en nuestras propias vidas

En líneas generales, la terapia de aceptación y compromiso se encarga de hacernos cambiar el modo con el qué afrontamos las experiencias más personales. Es importante saber que en el momento en que para combatir el sufrimiento debemos luchar contra nuestros problemas, sino que tenemos que aprender a vivir con dicha batalla constante.

De este modo, podemos afrontar nuestros problemas emocionales con el punto de vista adecuado y nos estaremos enfrontando a la situaciones de otra manera. Al creernos los conceptos que crea nuestra mente, es cuando podemos entrar en un conflicto sin fin. Este aspecto se denomina ‘fusión‘  y es uno de los puntos a tratar.

Así pues, la solución en el momento en que nos fusionamos con nuestra mente, no es tratar de eliminar aquellas experiencias que nos causan sufrimiento, ya que no podremos, sino controlar la situación para que podamos vivir con ello y evitaremos a toda costa situaciones de ansiedad, y pensamientos de pérdida de control. Se trata de una terapia muy eficiente para personas con tendencia a sufrir ataques de pánico.

Add Comment